5 diferencias principales entre un vestidor y un armario

¿Cuál es la mejor opción para ti?

El verano está a punto de acabarse y es hora de poner a punto tu casa para satisfacer tus nuevas necesidades. ¿Estás pensando en librarte de ese armario pequeño e incómodo y apostar por una solución más adecuada para ti? Sigue leyendo porque esto te interesa.

Si quieres re-proyectar la distribución de tu casa lo primero que debes preguntarte es qué te conviene más: un armario o un vestidor. KüchenHouse te explica las 5 diferencias principales para que elijas la mejor opción para ti.

 

 1. Espacio abierto vs Espacio cerrado

El concepto de vestidor es abierto, es decir, que no tiene puertas como los armarios. La ventaja principal es que todo está al alcance de la vista. Si eres más recelosa, el armario es un mueble de puerta cerrada. Esto quiere decir que tu ropa estará bien resguardada de miradas curiosas. Sin embargo, debes asegurarte de que tu armario te ofrece el espacio que necesitas y que incluye módulos que te permiten organizar bien tus prendas.

Una mala organización del espacio de tu armario puede provocar que aproveches cualquier rincón de tu casa para dejar tu ropa. Esto estropearía la decoración del resto de tu hogar y vestirte sería un verdadero caos porque correrías de un lado para otro buscando tu ropa por todas partes.

¿Qué te gusta la opción de vestidor… pero también las puertas? No te agobies. En KüchenHouse todo es posible. Nuestra gama DELTA de vestidores te ofrece la solución perfecta. 

Vestidor KH con puertas correderas

Cada vez son más los que se animan a añadir puertas correderas en su vestidor. El efecto de misterio, elegancia e intimidad que generan quita el aliento. ¿Quieres verlo? Haz clic aquí

2. Al alcance de tu mano vs Expedición diaria

Un vestidor no solo te permite tenerlo todo al alcance de la vista, también al alcance de tu mano. ¿Cuánto tiempo has perdido rebuscando en el fondo de los cajones de tu armario para coger la prenda que quieres ponerte? Vestirte será más cómodo, fácil y práctico con un vestidor.

Sin embargo, si lo que quieres es tener un mueble accesorio para guardar algunas prendas y liberar un poco el espacio que ya tienes te bastará con un armario acorde con la decoración de tu casa. Verás como la tarea de llegar hasta la ropa que quieres ponerte se hace mucho más liviana.

 

4. Presumir vs Esconder

Ya hemos hablado de que el vestidor es un concepto generalmente abierto. Esto implica mostrar. Si quieres tener un mueble en tu casa que no pase desapercibido esta es la opción ideal para ti porque el vestidor será la joya de la corona de tu casa.

Un armario no destacará de la misma forma. Ninguna visita se impresiona por ver un armario. Pero es una solución cómoda y eficaz si solo quieres espacio extra para organizar tus prendas.

Detalle de vestidor KüchenHouse

También existe la opción C: combinar un vestidor y varios armarios. El vestidor puede estar en tu dormitorio y puedes reservarlo para tus prendas más exclusivas. El resto de tu ropa puedes organizarla en algunos armarios que sitúes en otras estancias de tu casa.

5. Estatus vs Simplicidad

La última diferencia esencial entre un vestidor y un armario es una característica intangible: el status. Si lo que buscas es un mueble que rezume sofisticación, elegancia y estilo por todos sus poros, apuesta por el vestidor sin dudarlo. Todos tus amigos hablarán de ti.

Esto no impide que puedas tener un armario moderno y estiloso, reservado para ti, con el que te sientas a gusto. Todo depende de lo que estés buscando y de tu personalidad.

KüchenHouse busca la solución ideal para ti, ya prefieras un vestidor o un armario

Te ayudamos a imaginar, te asesoramos y damos forma a tu proyecto para que ante todo tengas un mueble exclusivo y personal que garantice tu confort y tu felicidad.

¿Quieres conocer más diferencias entre vestidores y armarios? Este fantástico artículo de Houzz tenrminará de resolver tus dudas. Haz clic aquí.