Metales

En este apartado incluimos desde papel de aluminio, cazuelas, cubiertos, envases de comida para llevar (los de las pizzas, kebabs, hamburguesas o comida china) ya que pueden contener tiras de metal, y las vajillas con decoración metálica, por poca que sea.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Recipientes de plástico:

Sólo se deben meter los que especifiquen claramente que son aptos. Si no lo indica, no lo metas. Acabarán derretidos y pueden estropear los alimentos. Los plásticos calentados en el microondas pueden generar sustancias tóxicas. Tampoco se deben meter los envases de poliestireno (a no ser que lo indique en el mismo), ni recipientes de yogures, mantequillas, ni termos.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Huevos:

Si quieres hacerlo, debes hacer un agujero en la cáscara, si no el vapor lo hará explotar.

Huevos:

En nuestra sección de KH Living tenemos precisamente el Cocedor de Huevos – Big Boiley que evitará precisamente eso.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Frutas:

Si quieres descongelar frutas, es mejor hacerlo a temperatura ambiente. Por ejemplo, las uvas explotan y las pasas echan humo, así que ten cuidado.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Zanahorias:

Las dosis de hierro, magnesio y selenio que contienen pueden generar chispas. Con las castañas, ocurre lo mismo e incluso pueden prenderse.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Guindillas:

No las pasará nada, pero al calentarse, pueden liberar una sustancia irritante para ojos y garganta, y cuando abras la puerta te puedes llevar una desagradable sorpresa.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Salsas:

Se pueden calentar en él, pero debes taparlas siempre o lo encontrarás todo sucio al abrirlo.

¡Ojo con nuestro microondas! ¿Qué podemos meter en él?

Bebidas alcohólicas:

El alcohol es una sustancia inflamable y, como tal puede acabar provocando un pequeño incendio.

No en microondas