Cheesecake de Chocolate y Mascarpone de El Paraíso de los Golosos

Cheesecake de Chocolate y Mascarpone de El Paraíso de los Golosos |Kuchen House Cocinas | Recetas | KH al Dia | Cocinas Alemanas | TecnoDiseño

El pastel de queso o Cheescake es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos que utilizan lácteos, diferentes de la leche. El primer registro que hace mención al pastel de queso viene desde los antiguos Juegos Olímpicos griegos. Marcus Porcius Cato (o Cato “el viejo”) escribió la receta para su preparación en uno de sus tantos libros de cocina Romana, llamados “De Agricultura”.

 

Hoy nos lanzamos de nuevo a la cocina para hacer una receta muy sencilla pero a la vez exquisita de la mano de su autora Encarnita y que podemos encontrar en su blog “El Paraíso de los Golosos“, un blog lleno de ideas, recetas, trucos y consejos para elaborar unos postres de escándalo como es el Cheescake que hoy os traemos.

Ingredientes:

Para elaborar la base

  • 135 gr de galletas.
  • 40 gr de mantequilla.
  • 50 gr de crema de chocolate.

Para elaborar el relleno

  • 300 gr de crema de chocolate.
  • 500 gr de mascarpone.

Para la decoración.

  • 150 gr de chocolate.
  • Fresas.

Elaboración de la receta de Cheescake de Chocolate y Mascarpone

Comenzamos preparando la base, para ello trituramos las galletas, y añadimos la mantequilla y la crema de chocolate, removemos y así obtendremos una pasta homogénea para cubrir la base de nuestro molde.

Estos ingredientes son para un molde de 24 cm, que sea desmontable, si queremos una tarta más alta, podemos usar un molde con una base más pequeña, quedando la capa de galletas más gruesa.

Reservamos y comenzamos a elaborar el relleno.

Lo primero que hacemos es poner en un bol al baño maría (para que sea mas fácil realizar la mezcla) el queso mascarpone y la crema de chocolate, y mezclamos con la batidora con las varillas hasta conseguir una mezcla cremosa.

Ponemos nuestra crema en el molde encima de la base de galletas y alisamos la superficie. Dejamos reposar durante unas cuatro-seis horas en el frigorífico, cuantas más horas mejor, si es posible podemos hacer la tarta el día de antes y quedará perfecta, pero por el contrario, si tenemos prisa la metemos en el congelador durante un par de horas y así también se desmoldará mejor.

Una vez ha pasado el tiempo de reposo en el frigorífico pasamos a decorar la tarta para ello usaremos el chocolate y las fresas. Derretimos el chocolate al baño maría y lo extendemos sobre una hoja de papel de horno hasta que se solidifique, luego cortamos trocitos y los colocamos sobre nuestra tarta. A su vez colocamos nuestras fresas que podemos previamente tratar con un preparado de coberturas para tartas para que queden brillantes, y ¡listo!

Esta tarta es genial para todos los Golosos porque es muy cremosa y suave, damos fe de ello y no lleva azúcar añadida para que no se haga demasiado dulce.

 

Realmente buena, fácil y fresquita para terminar cualquier comida y sobre todo para las que se celebran en verano

 

Receta e imagen obtenida de El Paraiso de los Golosos, Cheescake de Chocolate y Mascarpone

Leave Comment